Entradas populares

sábado, 21 de agosto de 2010

El nuevo Alcalde de Zalamea


19 de agosto de 2010

Y la SGAE (Sociedad General de Autores de España), esa sociedad avasalladora que arrampla con todo, se ha quedado a dos velas: Ya no cobrará más porque los ciudadanos de Zalamea de la Serena pongan en escena para la gente de su pueblo la inmortal obra de Calderón de la Barca. Y hago ahora mismo una aclaración para los que lean este artículo de mi blog y no sepan como se las gasta esta Sociedad: Ha llegado a cobrar por música que no se sabe quienes son los autores y alguna noticia publicada en los periódicos, hasta por el Himno de España. Fíjense que ha sido capaz de que el Parlamento Nacional promulgue una ley para cobrar un impuesto a los DVD vacíos… por lo que se pueda grabar en ellos. ¡Una barbaridad!

Ayer por la noche me desplacé desde mi pueblo de Brozas, al oeste de la provincia de Cáceres, junto a Alcántara hasta Zalamea de la Serena, al sureste de la provincia de Badajoz, para poder estar presente en esta digna obra representada por más de 600 personas de un pueblo que no cuenta las 4.000. Pues bien, hubo cerca de 2.000 espectadores, incluido el presidente del gobierno regional, Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, que aplaudió a rabiar la obra y se hizo una foto con los actores y el director. Charlé un rato con él y me dijo que acababa de llegar de los toros de Garrovillas. ¡Qué valientes son los garrovillanos al enfrentarse a tal fiera!

Digo que la plaza mayor de Zalamea de la Serena, donde se encuentra el dístilo romano y el lugar donde el último maestre de la Orden Militar de Alcántara, Juan Zúñiga, tenía su corte y dejaba que estudiosos como Antonio de Nebrija, escribiera la Gramática Española de la Lengua, que se publicaría en Salamanca en el año de gracia de 1492. Quiero recordar aquí que en mi pueblo de Las Brozas aún se conserva la casa palacio donde habitó Antonio de Nebrija y escribió el Diccionario de la Gramática, según informaba el padre de El Brocense, médico de procesión, y le contó a su hijo otro ilustre gramático cuyas teorías gramaticales aún se siguen estudiando en pleno siglo XXI por el norteamericano Noam Chomsky. Una verdadera pena que las autoridades turísticas de Extremadura no hagan fuerza para que la Ruta de la Lengua Castellana, que nace en La Rioja, donde nació el castellano, pasa por Castilla y León y muere en Alcalá de Henares, lugar de nacimiento de don Miguel de Cervantes, no discurra también por Extremadura.

Bien que me desvío. La obra de El Alcalde de Zalamea, estuvo muy aplaudida por el público. Sé de la enorme labor del director Miguel Nieto, que ha tenido que trabajar mucho y bien durante años para sacar adelante esta magnífica representación… popular. Me gustaron mucho, el personaje de Pedro Crespo, alcalde de Zalamea, que desde 1995 representa José Calvente Manotas, electricista de profesión. A la salida me encontré con la mujer que hace el papel de su hija y la felicité en el parque del pueblo, Aún llevaba el traje de Isabel Crespo. Una maravilla el momento en el que cuenta a su padre la violación hecha por el capitán Alonso.


La obra ya se sabe: “El honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios, aunque al rey la hacienda y la vida se ha de dar. Muy buena la representación de la llegada del rey Felipe II a Zalamea de la Serena, camino de Portugal. Las campanas de la iglesia repicaron en plena noche estival y el público se emocionó al oír las palabras del monarca que perdonaba al alcalde el haber hecho justicia al mandar ahorcar al capitán que mancilló a su hija y le nombró alcalde perpetuo.

Los aplausos resonaron en la plaza y se invitó al presidente del Gobierno regional a hacerse una fotografía junto a los actores. Vara aceptó encantado. Más tarde nos volvimos a saludar mientras yo estaba cenando unos ricos churros con chocolate en la plaza del pueblo. El viaje fue una grata experiencia.