Entradas populares

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Almuerzo en el Foro de Madrid





Ayer tuve oportunidad de almorzar  en el Club Financiero de Génova que preside el prestigioso abogado de Derecho del Trabajo, Juan Antonio Sagardoy, y acudir al coloquio que sobre cocina y gastronomía tuvimos con el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón Oliart dentro de las sesiones que con diversas personalidades organiza el Foro de Madrid, que preside su hermano Francisco Ansón, hermanos del académico de la Lengua y periodista, Luis María.


Antes de seguir, un chascarrillo: Luis María es un hombre que dice llevar un apellido atónico (Anson) y  que tiene dos hermanos que se apellidan Ansón, con acento en la letra o. ¡Cosas veredes, amigo Sancho!


Tuve el gusto de saludar a mi amiga y paisana María Isabel Mijares, sentada en la mesa presidencial en calidad de “miembra” –como diría una ex ministra socialista de infausto recuerdo-  de la Academia de Gastronomía Extremeña, que ha conseguido que el próximo año la ciudad de Mérida sea declarada Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica, sucediendo a la mexicana Guanajuato. Mijares ha sabido cuidar y mimar buena parte de los vinos extremeños, realizando con ellos una gran labor y pudiendo ponerse en las mejores mesas del país.


Compartí manteles con el prestigioso arquitecto Antonio Lamela, constructor del edificio terminal 4 del Aeropuerto de Barajas y su hermano el satélite, de gran diseño arquitectónico. Cuando en la mesa se hablaba temas políticos tras el debate cara a cara Rajoy- Sánchez, y de que era un honor que el aeropuerto de Barajas tuviera el nombre de Adolfo Suárez, el hombre que trajo la democracia a España, Lamela se indigno y me dijo que el nombre se debía a su hijo Adolfito, pero que aún Suárez (padre) le debía unos meses de alquiler –y que nunca le pagó- de una casa que el arquitecto posee en el Paseo de la Castellana – y entonces Paseo del Generalísimo, entre el estadio Santiago Bernabeu y la Plaza de Cuzco.
 
 



 Otra interesante compañera de almuerzo fue Blanca Yllera, que también compartimos mesa en una comida con Alberto Ruiz Gallardón, su única salida pública después de dimitir como ministro de Justicia. Pues bien Blanca Yllera es de la familia vinatera Yllera y posee unos magníficos vinos de la tierra llamados “Blancayllé”, muy buenos caldos, muy agradables para el risotto que tomamos.


Y dejo para el final la intervención de Rafael Ansón, hombre ilustrado en los temas de lo comestible y lo comible, de la cocina y de la gastronomía. Gracias a su propuesta de vivir en libertad tras la caída del régimen franquista sugirió que había que dar también libertad en los fogones y así, poco a poco, los profesionales de la restauración se fueron haciendo y hoy somos los campeones del mundo en esto de la gastronomía, tanto que Rafael es el presidente de honor de la Academia Internacionl de Gastronomía.
 



Mi intervención fue para que el público oyera la importancia de Mérida como Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica y que si tendría alguna repercusión en las visitas a la capital extremeña, no en balde de los 65 millones de turistas que vinieron a España, un altísimo porcentaje quería saber cómo comemos y lo que supone la comida y la bebida para la sociedad española, que sabe vivir bien y con alegría. Rafael elogió los buenos productos extremeños, desde el jamón ibérico, a las tortas del Casar y de la Serena, sin olvidarse de los buenos caldos “castúos”. Algunas personas se asombraron al oírme decir que Villanueva de la Serena es el lugar donde nació la tortilla española o bien que el robo del recetario de la Orden  Militar de Alcántara por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia ennobleció aún más la gastronomía gala.

lunes, 12 de octubre de 2015

Orgullo de ser español

 


Escribo este artículo mientras veo en TVE1 el desfile de las Fuerzas Armadas con motivo del Día Nacional de España. Es un día de orgullo para mí por haber nacido en un país de una gran historia, de una nación madre de otras muchas naciones.


Hoy también he leído un artículo en ABC que elogia la labor que ha hecho a lo largo de los tiempos el pueblo español, un pueblo que es mejor visto fuera que dentro. Nosotros mismos nos vemos de manera muy distinta a como nos ven. Ya lo decía el alemán Bisckmark: Los españoles son el pueblo más fuerte del mundo, pues son los únicos que se intentan destruir desde hace siglos y nunca lo consiguen.


Claro que para coñones dos españoles conocidos: El político Cánovas del Castillo quien dijo que "son españoles...los que no pueden ser otra cosa",  y las cantantes del dúo "Vainica doble en una de sus canciones que dicen: "Dos españoles, tres opiniones".

Pero yo he recibido un vídeo titulado "España, todo lo que te esperas y mucho más de lo que imaginas", en el que uno se siente orgulloso de ser miembro de esta nación. Me alegra, porque se nos reconoce que somo el tercer país del mundo por llegada de turistas, tras Francia y Estados Unidos; pero no se dice que somos el segundo país del mundo que más gana por turismo detrás de los Estados Unidos,  y superando a Francia. Tampoco se dice que somos el primer país del mundo en competitividad turística.

https://www.youtube.com/watch?=v0e5Ih4SpCIY 

Más cosas: Somos la segunda nación de Europa que más coches fabrica, o la octava del mundo que mayor porcentaje del Producto Interior Bruto se gasta en beneficios sociales. Tras China, somos los que más ferrocarriles de alta velocidad tenemos del mundo. 

Y somos alegres, vitalistas, amables, simpáticos. Para mi sólo tenemos una cosa que nos falla. No sabremos ser un pueblo unido, hablamos mal del que no está y mi oponente político es mi enemigo. Estas tres cosas son las que no me gustan de los ciudadanos de mi país. El resto, una maravilla.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Mis recuerdos de San Agustín (Estados Unidos)





            Estos días recorren oficialmente los Reyes de España los Estados Unidos. Han concluido en San Agustín (La Florida), la ciudad más antigua de ese país, que fue fundada en 1565 por Pedro Menéndez de Avilés y le puso el nombre del santo patrón de su ciudad. Por cierto el apellido Rivero procede de Asturias; concretamente en Avilés está la céntrica calle del Rivero, donde se halla la ermita del Santo Cristo del Rivero.

            Pues bien, tras esta visita de los Reyes, me viene  a la memoria que el 12 de octubre de 1992 amanecí en ella y tuve un desayuno con el entonces alcalde de la ciudad. Me acompañaban un matrimonio  español  y un griego. El alcalde me dio la enhorabuena, en un perfecto español,  por ser el Año de España, el año del V Centenario del Descubrimiento de América, con la Exposición Universal de Sevilla;  el año de las Olimpiadas de Barcelona y el año de Madrid como Capital Europea de la Cultura.

            Yo me encontraba en los Estados Unidos como asistente al congreso mundial de los periodistas de turismo, que se celebró en Nueva York y en la ciudad de Atlantic City, para proseguir después en un postcongreso por Florida, por el parque de Disney, Daytona Beach y San Agustín.

            Recuerdo que en Nueva York me alojé en un hotel de Broadway, la zona de los teatros, donde por aquella fechas ponían “Los Miserables”; intenté acudir a Radio City a un concierto de Frank Sinatra y aunque la entrada costaba, al cambio 6.000 pesetas (36 euros) no pude ir porque era miércoles y ese día “La Voz” descansaba. En su lugar lo cambié por ver la exposición de José Ribera, el “Españoleto”, a pesar de que la muestra acababa de llegar desde Madrid donde había estado en  El Prado durante varios meses.

            El cuarteto de periodistas nos trasladamos al Parque Disney donde tuve la oportunidad de ver los últimos adelantos científicos y por primera vez oí hablar de un teléfono portátil; también pasamos por Daytona Beach, donde está el famoso circuito de coches de carrera, pero lo que más me interesaba era la ciudad más antigua de los Estados Unidos de  América, San Agustín. Hubo un periodista amigo libanés que ahora vive en Canadá, que me pidió cambiarme el post congreso, pues él iba a una playa, sin embargo yo no tenía ningún interés. Yo vivía en Mallorca y estaba harto de buenas playas.

            Llegamos a la ciudad de San Agustín y nos dejaron solos por la ciudad. Teníamos un programa que había que cumplir y lo primero que estaba era acudir al castillo de San Marcos, un castillo donde estábamos citados con un señor al que no conocía. Al primero que vi, un guardia en la puerta le pregunté y, curiosamente, era él. Nos acompañó, como cicerone, por todo el recinto. Se trata de un castillo a la orilla del río construido a base de piedra de coquina y que en la guía que compré estaba citado un arquitecto que llevaba por nombre Juan del Rivero y se contaba algo de Brozas. No sé, en los muchos traslados que he tenido en mi vida personal, dónde está ese libro, con el fin de poder contar bien toda la historia. Un amigo mío extremeño fue  no hace mucho hasta Miami, le encargué que me comprara una guía, pero en este texto ya no aparecía lo que yo leí en un librito anterior.

            Recorrimos las calles, con mucho sabor a una ciudad española; banderas de nuestro país y un gran reconocimiento a todo lo que es y supone España. Esta tierra fue conquistada por Juan Ponce de León, el conquistador de Puerto Rico, el que fundó la primera ciudad en esa isla, por orden del gobernador brocense Nicolás de Ovando, a la que llamó igual que la ciudad romana de Cáparra y que en Puerto Rico le quitaron el acento y la llaman “Capárra”. Pues bien Ponce de León fue en 1513 a explorar y conquistar el territorio más al norte de la Hispaniola (República Dominicana y Haití) y allí llegó a una tierra muy florida, o bien llegó por la Pascua Florida. Sea como fuere aquel territorio lo llaman Florida y allí “descubrió “la Fuente de la Eterna Juventud.”  Yo digo siempre lo mismo: Bebí de esa agua y -no se lo aconsejo- ya ven cómo me quedé….sigo más viejo que en 1992.

jueves, 17 de septiembre de 2015

La Tercera Sinfonía de Mahler , por Zubin Mehta


 
 
 
           Aún vengo impresionado por la hora y diez minutos que ha durado la interpretación de la Tercera Sinfonía de Mahler en el Auditorio Nacional, bajo la batuta de su titular el indio Zubin Mehta, concierto de la Serie Barbieri de Ibermúsica, al que he sido invitado al patio de butacas por un “módico” precio de 140 euros.

            Espectacular y extraordinario concierto, con el público puesto en pie y haciendo salir al maestro hasta cinco veces para agradecerle el buen rato para el espíritu que hemos pasado: No fue “mahler”,  sino “excelenter”.

            El espectador ha podido ver el diálogo de un agnóstico ante la creación; un  diálogo del hombre con la naturaleza los pájaros, al dios pan, donde todos cabemos. Ha sido extraordinario cómo el maestro Mehta era capaz de conjugar las cuerdas, el viento, la percusión. Ha sido toda una maravilla.

            La Orquesta del Maggio Musicale Fiotrentino estaba al completo, con todos sus maestros, Durante la interpretación de la Sinfonía destacaron por su labor los percursionistas y el trompetista, sacándolos a saludar el director, como lo hizo el Orfeón Donostierra y los Pequeños Cantores de la Jorcam (Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid), destacando  la buena interpretación de la solista Lioba Braun.

            La sala estaba al completo, pues para algunos era el mejor concierto de los doce programados. Por allí vi al antiguo ministro de Economía, Carlos Solchaga, y el  que fuera secretario de Estado de Cultura con Aznar, el poeta y académico de la Lengua, Luis Alberto de Cuenca. En resumen, un concierto digno de recordar.

lunes, 24 de agosto de 2015

Doce horas de vuelo hasta Taiwan




            El viajero ha viajado en esta ocasión, pero bien viajado. Para decirlo que se entienda. Uno está a más de 15.000 kilómetros de su casa y ha dormido sólo cuatro horas en dos días y luego dice… que la vida del turista no es sacrificada.


            Sale uno de Málaga y condujo su coche hasta Madrid, 550 kilómetros; dos horas de sueño (poco reparador, claro) y salida hacia el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde llega uno dos horas antes de que salga el avión de Lufthansa hacia Francfort del Maine.



            El vuelo es agradable y tranquilo, con puntualidad germánica, tanto a la salida como a la llegada. Pero había que esperar dos horas, más en el aeropuerto alemán para coger el vuelo de China Airlines, que me llevaría a Taipei, la capital de Taiwán, la República China de Taiwán.

            El avión es un Boeing 747, el famoso Jumbo, que vuela sin escalas desde Francfort hasta la isla de Formosa, que es como llamaron los portugueses a la actual Taiwán.

            Con el característico servicio oriental, la excelente tripulación de la cabina de pasajeros nos atendió con diligencia y eficacia. ¡Cómo cambian los tiempos!. Antes cuando viajaba a América (el primero fue en 1979), sólo la clase business de los aviones  disponía de un plantel de películas y de servicio a bordo en pantallas propias; hoy lo tienen todos los asientos.

            En el aeropuerto internacional de Taoyuan, situado a unos 50 kilómetros de la capital, me esperaba la eficaz guía Helena Sieh, que habla un español perfecto por haber vivido durante años en Paraguay. Tras dos días de trabajo, puedo decir que es una gran profesional y muy recomendable para los turistas de habla hispana (Móvil: +886 952 8812 502 y email:  service@mytaiwantour.com   . Web: www.mytaiwantour.com).

            El programa cambio a última hora por el peligroso tifón de primeros de agosto que ha arrasado la parte este de la isla y ha dejado rotas buena parte de las comunicaciones. Entonces ahora el programa es alojarse durante dos noches en Taipei y visitar los principales monumentos de la ciudad y salir hacia el Lago del Sol y la Luna, que tanto atrae a los taiwaneses. 




            El alojamiento es en el mejor hotel de la ciudad, el Mandarin Oriental, de Taipei, de gran lujo y a cuya asociación pertenecía el Hotel Ritz de Madrid, además de en Barcelona, Europa. Medio Oriente, Asia - Pacífico y las Américas. En total, 26 hoteles de lujo en otras tantas ciudades. www.mandarinoriental.com 

            En recepción me reciben la directora de marketing  Stella Wang, y la directora de comunicación, Luanne Li. Con esta almorzamos en el restaurante cantonés Ya Ge, en la tercera planta, de gran calidad. El chef, de origen cantonés, Tim Mo Wong, roza la excelencia en sus platos típicos de esta zona de china continental. 




            Después una visita para conocer las extraordinarias instalaciones hoteleras, de un edificio de nueva planta, levantado en el corazón de la ciudad, en Dunhua Nort Road, con 256 habitaciones y 47 suites. El hotel fue diseñado por el arquitecto que levantó el 101, el edificio más famoso de Taiwán y hasta hace pocos meses el más alto del mundo, que se tiene previsto visitar en la mañana siguiente, tras el consiguiente reposo para evitar el “jet lag” y adaptarse al cambio de horario, pero esto es ya… otra historia.

lunes, 10 de agosto de 2015

Una jornada en Alcántara


 

            La jornada del sábado, el viajero la pasó prácticamente en el vecino pueblo de Alcántara, comenzando a mediodía con la presentación de la novela “Y de repente, Teresa”, que la hizo su autor el premiado Jesús Sánchez Adalid. Este libro es la novela oficial del V centenario del nacimiento de la santa abulense, y en él Adalid refleja muy bien el ambiente que se respiraba en la sociedad española del siglo XV, el Siglo de Oro español, la centuria de las luces por las artes, la literatura, la pintura y el imperio español, años en los que España dio, además, numerosos santos  a la cristiandad: Santa Teresa de Ávila, san Juan de la Cruz, san Pedro de Alcántara, san Ignacio de Loyola, san Juan de Ribera, san Francisco Javier…

            Y en esos  momentos de la Contrarreforma, la Inquisición velaba por la puridad de la fe, tanto que llegó a meter en prisión al representante del Papa en España, el primado y arzobispo de Toledo, don Bartolomé de Carranza, a quien el Santo Padre reclamó a Roma y las autoridades civiles y eclesiásticas y tuvieron que ceder, pero el arzobispo cumplió su pena en el castillo de Sant´Angelo, y fue liberado por el Papa poco tiempo antes de fallecer.

            Y en este ambiente de opresión religiosa se dan los alumbrados y los santos. “Y de repente, Teresa”, es la gran novela sobre Santa Teresa de Jesús, en el que se cuenta la historia de un proceso oculto durante siglos, que por fin sale a la luz. La biblioteca de Alcántara estaba a rebosar y se vendieron muchísimos libros de la ya 5ª edición.
 
 

            Concluida la presentación, el viajero se dio una vuelta por la Plaza de España donde se encontraba, también a rebosar, el mercadillo gastronómico medieval donde me encuentro a mi amigo Andrés Borregón, al que conozco desde mi época mallorquina y hoy es un afamado pastelero que me ofrece sus famosísimas mormenteras o monumenteras, dulces típicamente árabes hechos a base de una pasta frita rellena de almendras machacadas y canela. Riquísimos.
 
 

            Por la noche me dejo llevar al teatro. Me perdí una obra magnífica en la noche del viernes: “La lengua en pedazos”, el heroísmo místico de  santa Teresa de Jesús, cuando se atreve a cuestionar el dogma religioso en plena Contrarreforma y que los inquisidores le dicen que una mujer no puede escribir lo que escribe, como es “Libro de la Vida”, por contener daños muy graves para la fe cristiana. Es una ampliación teatral de la obra de Adaliz, magníficamente interpretada por Clara Sanchís y Daniel Albadalejo. La  obra de anoche fue la simpática comedia de Moliere “El burgués gentilhombre”, en la que ridiculiza la vanidad de los nuevos ricos, obra permanentemente actual y muy del agrado de los 1.300 espectadores que con sus aplausos, puestos en pie, reconocieron la labor de los actores de Morboria Teatro, dirigidos por Eva del Palacio. En su crítica, el periódico “El Mundo” dice: Se trata de un espectáculo fastuoso, lleno de ritmo, color, música y baile, con referente en el “music hall”, el circo, la danza, la esgrima, canciones y música”.

miércoles, 5 de agosto de 2015

XIX Feria Rayana


 
 


            El viajero se ha hecho desde Madrid sólo unos 500 kilómetros para estar presente y ver “in situ” la XIX Feria Rayana, que este año se celebraba del 29 de julio al 2 de agosto en la localidad portuguesa de Idanha-a-Nova, bajo la denominación genérica de “Productos de la tierra”.

            El año pasado tuvo lugar en la sede española, en la extremeña Moraleja,  pueblo de toros bravos y de grullas, puerta llana de la cacereña Sierra de Gata, con una asistencia que superó las 70.000 visitas y un importante negocio transfronterizo. De esto justamente se trata: Dos pueblos tan cercanos y tan distantes durante siglos, se acerquen y aprecien lo mejor que tienen de sí mismos y lo muestren y vendan a los demás.

 

            La actual Feria Rayana (Feira Raiana, en portugués) está patrocinada por la Cámara Municipal (Ayuntamiento) de Idanha-a-Nova, en el distrito de Castelo Branco y Región Centro, así como el Ayuntamiento de Moraleja, de la comarca de Sierra de Gata, en la provincia de Cáceres. Además apoya la idea el Centro Cultural Raiano, un museo etnográfico de gran interés, así como la institución que promueve que Idanha, sea Ciudad Europea de la Música. En este singular museo se abrió la exposición “Raid fotográfico”

 

            Durante su celebración se desarrolló en la Escuela Superior de Gestión, el fórum sobre innovación rural, en el que el profesor Augusto Mateus presentó su estudio “Mundo Rural porque sí”, además se trataron otros temas como la agricultura biológica a cargo de Jean –Claude Roder y Leonel Silva, y el proyecto “Simientes vivas”, por Stfan Doeblin. En este foro se dieron a conocer diversas experiencias emprendedoras de innovación en el mundo rural. Hubo demostraciones de productos regionales y Helio Lourerio, el chef de la Selección Portuguesa de Fútbol realizó diversos platos en su cocina en vivo


            A lo largo de la Feria hubo demostraciones musicales de España y de Portugal, peor sobre todo destaca la que se celebraron en el Palco de Cultura Rayana bajo el lema “Sonidos rayanos”. Cada día hubo un concierto de reconocidos atistas portugueses: Lucky Duckies, José Cid, Ana Lains, Amor Electro, The Gift y clausuró la Filarmónica Idanhense”. El calor apretaba por lo que los visitantes preferían recorrer el ferial mediada la tarde y sobre todo por la noche.

            Hubo una representación del turismo de Moraleja, con un stand y también la empresa extremeña de Bodegas Dehesavieja, que con su reconocido caldo “Mansaborá 2010, elaborado con uvas tempranillos al 100 % y una crianza de 18 meses en barrica de roble francés, era el representante de los nuevos vinos extremeños. También presentaba la mermelada de vino, ideal para combinar con platos salados. http://bodegasdehesavieja.blogspot.com.es/

            Estos días (4, 5 y 6 de agosto) Penha García, el interesante núcleo de población  de Idanha celebra sus jornadas etnográficas dedicadas al mundo templario. Merece la pena una visita.

lunes, 3 de agosto de 2015

El museo etnográfico de Hinojal


 

 

            Paso el fin de semana en mi pueblo de Hinojal, una aldea dependiente en su día de los Conde de Alba y Aliste, cuya casa palaciega estaba en lo que hoy es la Hospedería de la Junta de Extremadura en el cercano pueblo de Garrovillas de Alconétar.

            Pues bien en este pequeño pueblo cacereño, situado en la comarca de los Cuatro Lugares, junto a Monroy, Talaván y Santiago del Campo, acaba de inaugurar hoy mismo el museo etnográfico “Martín Díaz”, un octogenario vecino de la localidad que ha ido recogiendo objetos que usaban  las gentes en otros tiempos y que hogaño no se utilizan ya.

            El edifico fue en su día colegio, donde mi madre que tiene ahora 87 años, iba a la escuela con su querida maestra doña Paula, natural de Alba de Tormes (Salamanca), al igual que su padre Juan Francisco Domínguez. Con el tiempo este edificio fue capilla y hasta iglesia cuando estaban arreglando la actual de Nuestra Señora de la Asunción, levantada en el siglo XVI y hoy es  el monumento más importante de la localidad.

 

            Pues bien, a este edificio se le acaba de dar un nuevo uso: el de Museo Etnográfico. El alcalde, Teófilo Durán Breña, me abre unos momentos el museo para poder recrearme en él y tomar unas fotografías de su buen abastecido legado, Allí hay desde un telar hasta una capa de paño, unos utensilios de barbero hasta los yugos para uncir las bestias.
 
 

            Teófilo me enseña con cariño dos cosas típicas de Hinojal: Una petaca de la fábrica que había en el pueblo a mediados del siglo XX: Fábrica de Petacas Felipe Moreno. Hinojal (Cáceres) y una botella de la fábrica de gaseosas que tenía como  marca: “Deliciosa”, fábrica propiedad de Vicente Monge Moreno (hijo).
 
 

            Una sugerencia: El museo es muy atractivo para conocer cómo era la vida hinojaliega décadas atrás. Sería muy interesante exponer menos objetos y así montar exposiciones temáticas y cambiar los objetos en diversas épocas del año, De esta manera habría un museo etnográfico y muchas formas de verlo. Otra sugerencia sería, como hace el rey de los museos etnográficos de Extremadura, el de Olivenza, colocar en lugar preferente: “La pieza del mes” y así el público la puede observarla con detalle.

            A los hinojaliegos que lean este artículo les sugiero que visiten el museo “Martín Díaz”. Es reconocer lo que fuimos y volver a nuestros orígenes,  vivamos donde vivamos; en Cáceres, Madrid, Barcelona, otras zonas de España o del extranjero. Con este museo uno se recuerda que siempre es hinojaliego y a Martín Díaz Cerro muchas felicidades por su paciencia en recopilar tantos objetos que forman parte de nuestro patrimonio histórico.

martes, 21 de julio de 2015

El turismo de frontera

 

 

            Decíamos de chicos que España limita al norte con Francia, al sur con el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico; al este, con el Mar Mediterráneo y al oeste con Portugal. De esta manera, nuestro país tenía fronteras sólo con dos países: con Francia y con Portugal. Pues no es verdad, limita con varios países más: Al norte también con Andorra; al sur con el Reino Unido, en la última colonia en suelo europeo, que es Gibraltar; más al sur con Marruecos en Ceuta y Melilla y las islas Chafarinas y curiosamente al este –lo aprendí cuando estuve viviendo en Mallorca- con el espacio aéreo argelino, pues en el reparto de ese espacio aéreo no hay un corredor que nos una con Italia directamente, sino que en su momento se lo repartieron entre Francia y Argelia para que cualquier avión que cruzara ese espacio aéreo pagara las correspondientes tasas a cualquiera de los dos países. Cosas curiosas veredes, amigo Sancho.

            Pues bien, hoy vamos a tratar el tema del turismo de frontera desde una manera genérica. La Unión Europea estudia y trabajar para promover el desarrollo de las zonas fronterizas. De ahí que haya tres programas de cooperación transfronteriza en nuestro país, con Francia, con Marruecos y con Portugal. Este último es el que más nos interesa.

            El programa de cooperación transfronteriza España – Portugal supone la reapertura de esa divisoria tan cerrada durante decenios, por las continuas luchas entre ambos reinos, por lo que ha sido una división de hambre y pobreza. Pues bien, el documento dice textualmente que “la integración de España y Portugal en el espacio económico y político europeo, al contribuir a la atenuación del efecto frontera – a nivel político y psicológico – ha significado la apertura de un campo de oportunidades en el ámbito de la cooperación entre los territorios fronterizos”.

            Y una de sus funciones es la de “recuperar del patrimonio construido y natural, con el objetivo de dinamizar la actividad turística y así, diversificar y potenciar la base económica de las áreas de la Raya y aumentar los niveles de rendimiento de las poblaciones residentes”. Además habrá acciones específicas de fomento de la cooperación transfronteriza, con el objetivo de potenciar una cultura de cooperación y crear instituciones de soporte a ese deseo.
 

            De ahí que en Extremadura haya nacido la eurorregión ACE (Alentejo, Centro y Extremadura), con todo lo que ello conlleva en el apartado el turismo que es el que estamos estudiando, que fue creada el 21 de septiembre de 2009.

            Todo comenzó en 1992 con la firma de un protocolo entre la Junta de Extremadura y Alentejo con el fin de impulsar el desarrollo en los 428 kilómetros de frontera común. En la región extremeña, estos temas los lleva el Gabinete de Iniciativa Transfronteriza, entidad que muestra mucha actividad en el capo del turismo, además del desarrollo sostenible, economía y empleo y educación e investigación. Seguiremos tratando el tema del turismo desde la óptica de la región Euroace. En la foto, la ciudad amurallada de Elvas.