Entradas populares

jueves, 15 de diciembre de 2016

Premio español para el presidente de Colombia



He sido invitado a la entrega del premio Nueva Economía Fórum 2016 al desarrollo económico y la cohesión social a la República de Colombia en la persona de su presidente Juan Manuel Santos. La entrega se celebra en el Teatro Real de Madrid, todo un lujo, con la presencia del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy; la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor y el presidente de Foro Nueva Economía, José Luis Rodríguez.





El Teatro Real estaba a rebosar de empresarios, políticos, periodistas y otros representantes de la sociedad civil española, no en balde “Nueva Economía Fórum” es una organización privada, no partidista, que desde su constitución, en el año 2000, se ha situado a la vanguardia del debate político, económico y social, convirtiéndose en un referente indispensable para políticos, economistas, empresarios, líderes de opinión y medios de comunicación en España.


Comenzó el acto solemne con la interpretación de los himnos de Colombia y España por la Orquesta y Coro de Radio Televisión española. Introdujo el acto el presidente de Nueva Economía Fórum y dio la palabra, para hacer la “laudatio” del presidente Santos, a Ana Pastor, quien dijo que el presidente de Colombia se cultivó como periodista y economista en su país, en Estados Unidos y en Inglaterra, tras pasar por la empresa privada comenzó en política, llegando a ser ministro de Comercio Exterior, de Economía en diversos gobiernos y de Defensa en el Gobierno de Álvaro Uribe, llegando a la presidencia de su país en 2010.


Durante su discurso, Santos dijo que ahora, tras el comienzo de la paz, empieza a la vida real en Colombia, buscando un desarrollo armónico especialmente en las zonas rurales tan castigadas por la guerrilla y la droga. En este campo espera la colaboración de los antiguos guerrilleros y agricultores para cambiar los cultivos de la droga a cultivos más económicos e interesantes para el país. Reconoció que se están estudiando cambios de normativas legales para una mayor inversión de capitales extranjeros, mirando a España como un país que puede invertir en el suyo, especialmente en infraestructuras, turismo e industria agroalimentaria. “A partir de ahora, sólo nos queda mejorar”, concluyó Juan Manuel Santos, quien fue muy aplaudido por todos los presentes.




Conocí a Santos en la feria de turismo ANATO, en Bogotá, y  la fecha (febrero de 2011)  y la imagen quedaron reflejadas en mi blog: http://pacorivero.blogspot.com.es/2011/02/la-feria-de-anato-va-para-arriba.html





Durante ese mismo viaje y visitando la Plaza Mayor de Bogotá, la Plaza de Bolívar, recordé una cosa de mi vieja villa de Las Brozas, pues un brocense –Pedro Ordóñez Flórez- llegó a ser arzobispo de la ciudad de Santafé de Bogotá:



miércoles, 14 de diciembre de 2016

Mercadillo de Navidad los días 17 y 18 de diciembre para Vencer el Cáncer

Mi hijo José Miguel, que trabaja en esta Organización No Gubernamental (ONG) Fundación "Vencer el Cáncer" me envía este cartel para su divulgación del mercadillo de navidad los días 17 y 18 de diciembre



Presentación de la Edades del Hombre





            Acompañado de mi amigo Rafael Guzmán, skalega que trabaja por el turismo de su tierra castellanoleonesa, he tenido la oportunidad de estar en la presentación de la nueva edición de las Edades del Hombre, esa magna exposición de arte religioso que se viene celebrando en la comunidad autónoma de Castilla y León y que supone todo un referente para conocer el arte español. Mi última visita fue el año pasado a la todavía en construcción basílica de Santa Teresa, en Alba de Tormes, de donde era natural uno de mis abuelos; no he tenido la posibilidad de acercarme en 2016 a la exposición de Toro (Zamora). Sí lo espero, Dios mediante, ir a la de Cuéllar, en Segovia.


           Pues bien, fue en este pueblo, en la iglesia de San Miguel, situada en el centro de la villa, donde se presentó oficialmente la nueva edición, en presencia del obispo de la diócesis, César Franco; el director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Sáiz Martín, y del alcalde de la localidad, Jesús García Pastor. La iglesia estaba abarrotada. Alguien dijo que nunca había visto el templo así de lleno.


        El lema de esta nueva edición es “Reconciliare”, siguiendo la doctrina emanada del papa Francisco. donde una mano se nos tiende para estar a bien con Dios y con los hermanos los hombres.


     Las Edades del Hombre se podrán ver en Cuéllar en tres templos de la localidad: las iglesias de San Andrés, San Martín y San Esteban y tendrán como elemento primordial “Las Bulas de Indulgencia”, algunas de ellas incunables y descubiertas en 2008 en el túmulo funerario de doña Isabel Zuazo, esposa del alcalde del castillo de Cuéllar y uno de los personajes más importantes del siglo XV de esta zona castellana. en la iglesia de San Andrés durante unas obras de restauración del edificio. En total son 49 bulas que suponen un verdadero testimonio del pensamiento religioso de la Edad Media en España.


   De la magna exposición de las Edades del Hombre se han realizado ya 21 ediciones que las han visitado 11 millones de personas; se han expuesto 4.873 obras, de las que se han restaurado más de 2.500 obras en la sede del Monasterio de Santa María de Valbuena, en Valbuena de Duero (Valladolid). Todo ello ha llevado a que los castellanoleoneses sientan como propio ese enorme tesoro religioso y cultural, que deja en las localidades donde se celebran estos eventos un gran movimiento económico por la importancia del turismo cultural que atrae a numerosos visitantes y turistas.



domingo, 4 de diciembre de 2016

80 años del fusilamiento del brocense Herminio Torres Cava








            Ayer, 3 de diciembre de 2016, hicieron 80 años del fusilamiento del brocense Herminio Torres Cava en Paracuellos del Jarama. Hoy he acudido a la misa por esos miles de fusilados de las sacas que se hacían en las cárceles de la República, donde fueron masacrados en diversos lugares cercanos a Madrid y después de la “guerra “incivil” que padecimos durante tres años largos, sus restos fueron llevados  al Camposanto de Paracuellos del Jarama, cuya enorme cruz estaba acostumbrado a ver desde la ventanilla de los numerosos aviones que he tomado en el aeropuerto de Madrid - Barajas.



            Para evitar suspicacias  de cualquier malpensado, diré de entrada que en las dos partes de la guerra civil española hubo sus numerosísimos fusilamientos y crueldades. No salvo a ninguno de los dos bandos. A un alcalde de mi pueblo, la villa cacereña de Las Brozas, funcionario de correos, y posteriormente alcalde de Córdoba, Manuel Sánchez de Badajoz murió fusilado por ser socialista. En ambos casos he conocido a sus hijos, ya mayores, y a sus descendientes. A los dos habría que nombrarles hijos ilustres de Las  Brozas.



Dicho esto, ahora toca hablar de las ocho décadas del fusilamiento de Herminio Torres Cava, del que el año pasado impartí tres conferencias sobre él y su obra, por ser el primer cineasta en rodar una película de ficción en Extremadura, en 1928, a la que yo titulé ”Secuestro en Brozas”. Hubo una ponencia en los Coloquios Históricos de Extremadura en Trujillo, y sendas Aulas del diario Hoy en Cáceres y Badajoz. De ellas entresaco este material:



“Herminio Torres Cava murió fusilado a los 25 años el 3 de diciembre de 1936, en Paracuellos del Jarama en la última saca de Madrid, junto a Pedro Muñoz Seca, autor teatral que también trabajó para otro brocense ilustre: el actor Casimiro Ortas. Su delito: Los milicianos habían encontrado en su mesilla de noche una encíclica del  Papa León XIII, aquel que promulgó la encíclica social “De Rerum Novarum”






Las sacas empezaron el 7  de noviembre y terminaron el 3 de diciembre, justo el día que asesinaron a Herminio Torres Cava. La Consejería de Orden Público estaba a cargo de Santiago Carrillo. Al día siguiente, 4 de diciembre, nombraron a Melchor Rodríguez García delegado especial de prisiones y paró en seco las sacas. A Melchor le llamaron el Ángel Rojo.




En honor a la verdad, en el campo contrario, en el de los nacionalistas o franquistas, ocurrió algo similar. En palabras de Indalecio Prieto escritas en su libro “Cartas a un escultor. Pequeños detalles de grandes sucesos”, publicado en 1961 en Buenos Aires, escribe: “Ejecuciones sin sumario que se prodigaron en las dos zonas de España y que nos deshonran por igual a los españoles de uno y otro bando”. Era una violencia política basada en el odio al contrario, al que tenía otras ideas.




En este caso concreto piénsese en la masacre de la Plaza de Toros de Badajoz, cuyo solar ocupa ahora el redondo y moderno Palacio de Congresos de la ciudad. El diario “Público” escribió un reportaje a los 75 años de tal suceso: El 12 de agosto de 1936, las tropas procedentes del norte de África, comandados por el General Yagüe, iniciaron el asalto de la provincia extremeña. “Sólo en la ciudad de Badajoz fueron asesinadas 3.800 personas durante la Guerra y los primeros años de dictadura”, asegura a "Público" el historiador Francisco Espinosa, autor de la obra La columna de la muerte. “La matanza fue un escarmiento a petición de los terratenientes y una señal al resto de las zonas republicanas”, añade el historiador extremeño Justo Villa.




Los últimos días de Herminio Torres



A mediados de agosto de 1936 los milicianos entraron en casa de Herminio Torres buscando armas que no había y lo que encontraron fue la encíclica de León XIII “Rerum Novarum” en la mesilla de noche; dijeron que no necesitaban más pruebas y se llevaron a Herminio, primero a la Dirección General de Seguridad y después a la cárcel de Ventas, de donde no salió hasta la madrugada del 3 de diciembre que lo llevaron a Paracuellos del Jarama donde lo asesinaron con 5.000 más, entre ellos Pedro Muñoz Seca. Hay siete zanjas seis llenas y la última a medias que es donde están Muñoz Seca y Herminio que fue la última saca. Al día siguiente cambió el responsable de las matanzas y las paró. El famoso literato también tuvo relación con otro brocense ilustre, el actor Casimiro Ortas, para el que escribió algunas de sus obras.



“Cuando acabó la guerra mi madre vio los libros de registro de los presos de la cárcel y a todos los habían puesto en libertad unos tenían una cruz azul que eran los liberados de verdad y otros tenían una cruz roja los mandados a Paracuellos y a otros sitios, algunos casi niños”, me indica Herminia Torres, su hija póstuma, ya de 80 años.




Vicenta, tras el asesinato de su marido, decide casarse con su cuñado Salomé, hermano de Herminio. Salomé vivió hasta hace pocos años, muriendo en la villa de Brozas.




Este hombre bien se merece un homenaje público a los 80 años de su muerte y recuperar para él y la sociedad brocense la memoria histórica, tan de moda estos tiempos, pero memoria histórica para todos los combatientes de la Guerra Civil, al margen de las ideas que tuvieran, pues en este país democrático cabemos todos.