Entradas populares

sábado, 28 de enero de 2017

El Viejo Chamartín










            He tenido la oportunidad hoy de hacer una comida a base de picoteo en el recientemente abierto restaurante “El Viejo Chamartín”, de la calle General Yagüe, 6, de Madrid, donde se mostraban en una vitrina los trofeos conseguidos por Juanito el magnífico futbolista del Real Madrid, y entrenador del Club de Fútbol de Mérida, fallecido en un accidente de circulación. Los trofeos han sido prestados por su familia y se exhiben en una vitrina a la entrada.




            De sus paredes cuelgan viejas fotografías del viejo Chamartín, ese campo de futbol que se inauguró en las fiestas de San Isidro de 1924 es el padre del actual Santiago Bernabeu. Hoy da nombre a este precioso restaurante que basa su cocina en la comida española, con toque modernistas. Lo dirige Deme Vargas, un hombre joven de negocios, que lleva varios restaurantes más y promotor de viviendas en la ampliación de Mirasierra.

            Lo primero que llama la atención es la gran carta de jamones ibéricos que ofrece al visitante; uno como extremeño se alegra que posea el de la Denominación de Origen “Dehesa de Extremadura”, sin olvidarse de los buenos perniles que hay por otras zonas del suroeste español, lo que le convierte en el primer restaurante del mundo en ofrecer quince referencias de las cuatro denominaciones de origen españolas de jamones ibéricos de bellota: Jabugo, Pedroches, Guijuelo y Extremadura. Claro que la innovación culinaria se deja ver, no solo en la presentación de sus platos, sino en el sabor final de los mismos.




            Son muy recomendables sus croquetas al gusto, o el pulpo a la parrilla, sin olvidarse las buenísimas almejas ni de las rabas de calamar del Cantábrico. Para mí, el plato que más me atrajo es el Katsuo de toro de atún, que va en tres aromas, confitura de raf y reducción de soja sobre hoja de plátano; sencillamente, excelso.



            Grupo de jóvenes animaban las mesas de al lado, debajo de unas viejas fotos de El Viejo Chamartín. Lo dicho, un restaurante muy recomendable.  http://elviejochamartin.com/