Entradas populares

martes, 6 de febrero de 2018

Cata de vinos en el Casino de Madrid





            Eliseo González coordina en el Casino de Madrid, en colaboración con Visi González, CEO de “TNT Publicidad”, una tertulia sobre vinos. Ayer tuvo un éxito enorme al convocar a diversas personalidades sobre el tema “Vino y turismo”, a la cual tuve el honor de ser invitado.





La tertulia, a la que acudieron unas 40 personas interesadas por el vino, había enólogos, sumilleres, representantes de casas comerciales, y sobre todo amantes de esta bebida de dioses, para al final catar cuatro vinos: Un marroquí, un español, un chileno y un húngaro, al que acompañaban, para su degustación las famosas “Chatitas”, un duce típico de Madrid que debe su nombre a la Infanta Isabel de Borbón (1891 – 1931), a la que el pueblo la llamaba la “Chata” por su pequeña nariz. www.chatitas.es


Uno de los contertulios, Rafael Rey Salgado, del Observatorio Español del Mercado del Vino, entidad que ha realizado un estudio para el Ministerio de Agricultura con el fin de relanzar el sector en el campo del enoturismo y que basado en cuatro grandes apartados: Organización de la oferta en la producción y venta; promoción de la oferta donde hay mucho que hacer (piénsese que en el segmento del turismo gastronómico se informó que a España llegan 7 millones de turistas al año cuyo principal objetivo es conocer nuestra cultura culinaria y nuestros vinos). Formación de profesionales, especialmente en el campo de los idiomas y por último información, donde falta conocer el perfil del cliente que desea hacer turismo en nuestro país.


Por su parte, la prestigiosa enóloga extremeña, de fama mundial Isabel Mijares, dijo que hay que aprender de lo que hacen ya desde hace muchos años enoturismo y puso como ejemplo a Francia y a Hungría, pues el turista quiere tener vivencias y experiencias propias, enseñando las bodegas de manera atractiva y no aburrida, como se está haciendo actualmente.


Por su parte, el chileno Roberto Paiva, jefe del Departamento Económico de la Embajada de Chile en España, dijo que los vinos hay que vender marca ganando dinero y anunció que el Congreso Internacional de Turismo de 2019 se celebrará en su país.


Francisco Estoa y José Ángel Sierra, de la Escuela Superior de Hostelería y turismo de Madrid, informaron de los cursos de cata que vienen realizando entre los alumnos para dar a conocer entre ellos el mundo del vino.





            Mi intervención consistió en apoyar las buenas ideas que sobre el vino español habían salido en esta tormenta de ideas. España tiene mucho y buenos productos, pero, en esencia, sabemos vender peor que nuestros competidores. ¿Quién decía hace unos 20 o 25 años que nuestra cocina iba a considerarse en estos últimos años como la mejor o una de las mejores del mundo? Este camino seguido por los cocineros y el mundo gastronómico ha de ser la guía en la que se base vender nuestros vinos en el campo del enoturismo, Hemos de formarnos e informar mucho a los turistas, a nuestros clientes, tanto españoles como extranjeros.

Cuatro catas


            Al final se hicieron cuatro catas de vino: Uno dedicado a Marruecos, “Domaine Toulal”, año 2015, con un estilo propio de este país del Magreb, un caldo cuyas uvas, de la zona de Mequínez, fueron vendimiadas a mano en la cosecha de 2015. El segundo fue un español de Castilla y León “Barcolobo”, más sugerente y dinámico. Los viñedos de la finca La Rinconada están enclavados en el corazón de las “Reservas de Castronuño – Vega del Duero”, único espacio protegido de la provincia de Valladolid. El vino que se ofreció fue de la cosecha de 2013; Tempranillo un 70%; Syrah, 20% y Cabernet Sauvignon, un 10%. www.barcolobo.com



La tercera copa fue de un “Marqués de Casa Concha”, de Chile, muy elegante, y en palabras de la Mijares “el que beben los diplomáticos y clase alta chilena”. El último fue un tokai, “Disnozko”, cosecha 2008. Se decía que lo bebían los reyes europeos, pero que para muchos es el rey de los vinos europeos. ¡Excelente!. Conozco un poquito Hungría, especialmente Budapest y el Lago Balatón, trayéndome en cada ocasión una botellita de tokai, ¡maravilloso”; se lo dije, en privado, a la embajadora, Enikó Gyóri y a Szilvia Bognár, consejera de Asuntos Comerciales y Económicos.


Sin duda, una velada muy agradable e interesante.

3 comentarios:

maria j coronado sabino dijo...

Buenos pasos para seguir avanzando en la difusión de los buenísimos productos, Que España tiene,fenomenal,Francisco.

Francisco José Audije Pacheco dijo...

Como bien dices, Paco, vinos y gastronomía, van unidos, y hay que aprovechar para matar dos pájaros de un tiro. Un abrazo, amigo.

olgamariaramos dijo...

Perfecta narración que, como en otras ocasiones, sirve al lector para "vivir" el relato, haciéndonos, incluso, catar, saborear, disfrutar esos delicados y deliciosos caldos. Otro punto. Importante, indisctiblemente, es procurar que la difusión y venta de nuestros extraordinarios vinos, sea de una vez por todas, una realidad. La calidad y la promoción hay de ir unidas. Gracias Paco. Te seguiremos leyendo